Tipos de despidos

Por desgracia, uno de los términos más conocidos en una relación laboral es el de “despido”; se define el despido como el momento en el que la empresa ya no requiere de los servicios, por lo que decide rescindir la relación laboral con ese empleado. Sin embargo, ¿Cuál puede ser una causa para el despido? A continuación, conoce los tipos de despidos que existen y de esta manera, puedes estar mejor preparado.

¿Es la baja voluntaria un despido?

La baja voluntaria no se considera despido.

Por lo que tendremos que tener en cuenta que con una baja voluntaria no dará pie a una indemnización por despido ni tampoco da la posibilidad de solicitar la prestación por desempleo.

 

¿Es despido el no superar el periodo de prueba?

No, no se considerará despido la baja por no superar el periodo de prueba.

Entonces… ¿Cuáles son los tipos de despidos?

Despido objetivo

Un despido objetivo se lleva a cabo luego que ocurren unas series de causas, muchas de las veces estas causas son debidas en parte al trabajador, sin embargo, también puede ocurrir debido a las cuentas económicas de la empresa; esto quiere decir, que si la empresa está pasando por una crisis económica puede tomar estas medidas de despidos objetivos. ¿Qué circunstancias pudieran inducir a un despido objetivo? Según el artículo 52 del Estatuto del Trabajador pudieran ser las siguientes:

  • El trabajador realiza las actividades laborales con mucha torpeza, se podría decir, que su eficiencia fue disminuyendo desde que inicio en la empresa.
  • El empleado no se adapta a las modificaciones que son implementada en el puesto de trabajo, aunque la empresa realice los cursos de reciclaje y adaptación, el trabajador no se adapta a los cambios.
  • Faltas de asistencias injustificadas.
  • La situación económica de la empresa obliga a la empresa a que tenga que prescindir de los servicios de algunos trabajadores.

Despido disciplinario

Este tipo de despido es un poco más severo que el despido anterior; tiene que ver directamente con alguna falta grave que cometa el trabajador. El despido disciplinario envuelve incumplimiento de algunas funciones o también puede deberse a que el trabajador mantenga un comportamiento sancionable. Además de estas dos causas la empresa pudiera acreditar un despido de este tipo, si considera que el trabajador llena los siguientes requisitos despido disciplinario:

  • Impuntualidad o faltas repetitivas e injustificadas de asistencia.
  • Desobediencia en área de trabajo.
  • Mal lenguaje o conducta grosera y violenta con los compañeros de trabajo.
  • Filtrar información a la competencia de la empresa.
  • Deficiencia en el trabajo.
  • Acoso por razones raciales o étnicas, religiosas y orientación sexual.

Despido colectivo

El despido colectivo es un tipo de despido especial, pues al tratarse de un grupo de trabajadores, la manera de tratar el asunto es distinta. Cuando el despido va a afectar a más de un trabajador, ya sea por obligación o por necesidad, se podría clasificar en dos tipos de despidos colectivo: ERE y ERE temporal.

Las causas podría ser variadas, entre ellas, la que es más común se debe a una mala marcha económica en la empresa. Cuando se trata de un despido ERE, la empresa deberá proporcionar un plan de viabilidad que pueda justificar los despidos que se llevarán a cabo. Nunca se puede llevar a cabo estas medidas colectivas por razones de que la empresa gane más.

En el caso de la ERE temporal, guarda un parecido con la otra clase de despido, pero la diferencia radica en que, el despido ERE temporal no requiere de un pago de indemnización.

 

Si la empresa para la que trabajas está pasando por un proceso de despidos, te han despido y no sabes a quien acudir, somos expertos abogados laboralistas en Sevilla y ofrecemos servicios para cálculo de indemnización por despido.

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: