Incapacidad laboral

Incapacidad laboral, ¿De qué se trata? ¿Cómo obtenerla y por cuánto tiempo?. Sigue tu lectura y conoce todo lo relacionado a este derecho que obtiene todo trabajador.

 

¿Has tenido un accidente y te ha limitado para tu trabajo?

¿Te encuentras enfermo y no puedes desarrollar tu trabajo con normalidad?

Puedes acceder a una incapacidad laboral.

 

¿Qué es la incapacidad laboral?

La Incapacidad laboral es el impedimento que el trabajador pudiera tener para realizar sus actividades normales dentro del lugar de trabajo. Dependiendo de las circunstancia del trabajador, existen varios tipos de incapacidad, según la Seguridad Social se pudieran resumir en los siguientes 2 tipos los cuales son: La temporal y permanente.

Incapacidad  laboral temporal

Este tipo de incapacidad es también conocida como la “baja médica” o “I.T.”es cuando el trabajador, debido a que requiere atención médica, se encuentra imposibilitado para realizar sus labores en el trabajo pero de una forma temporal, dicha atención médica se puede deber a una enfermedad o a un accidente no necesariamente laboral, o debido a una enfermedad que haya adquirido como consecuencia de su actividad laboral.

Mientras que el trabajador este recibiendo la atención sanitaria proporcionada por Seguridad Social, puede mantenerse impedido de realizar sus actividades laborales durante ciertos periodos de tiempo; la duración máxima corresponde a unos 365 días, se puede prolongar por unos 180 días solo si se está seguro que luego de ese tiempo el trabajador puede volver a sus actividades laborales.

Incapacidad laboral permanente

Es el tipo de incapacidad en el trabajo que ocurre debido a una enfermedad que hace que disminuya la capacidad para hacerse cargo de sus actividades laborales. Este tipo de incapacidad se determina tras ser sometido a una serie de tratamientos médicos sin que se llegue a conseguir una mejoría. La Seguridad Social a su vez, califica la Incapacidad Permanente en diferentes grados:

  • Incapacidad permanente en grado parcial: Cuando el trabajador debido a la enfermedad o al accidente ocasiono una disminución de un 33%, bien sea del rendimiento normal al que debe tener en un puesto de trabajo o su productividad, para el reconocimiento económico es necesario que el trabajador cuente con todos los requisitos necesarios para recibir la indemnización.
  • Incapacidad permanente en grado total: Si el trabajado debido a las lesiones se encuentra sin capacidad alguna para llevar a cabo las actividades normales de su profesión, la indemnización se basa en un reconocimiento de una pensión vitalicia del 55% de la base reguladora que corresponde a su caso.
  • Incapacidad permanente en grado Absoluto: Se trata de una inhabilitación total, para toda actividad referente a su profesión u oficio, la indemnización consiste en una pensión vitalicia del 100% de la base reguladora que corresponde a su caso
  • Gran Invalidez: En caso de que el trabajador se encuentre gravemente lesionado, hasta el punto de tener que recibir atención, esta sera para realizar las actividades básicas de la vida cotidiana; la pensión vitalicia corresponde a un 100% de la base reguladora.

En caso de que sufras de un accidente laboral es impórtate que acudas u cuente con la asesoría de un abogado laboralista en Sevilla  para que te ayuden a exigir tus derechos y en caso de que sea necesario, te ayuden a recuperar tu estabilidad profesional y personal. Los mejores expertos en el área de la defensa laboral, los conseguirás gracias a tu abogado en Sevilla.

 

Deja un comentario